Las clases escolares presenciales permanecerán suspendidas mientras rijan las medidas para evitar la propagación del covid-19. Ante ello, nuestros niños y adolescentes continuarán llevando sus clases de manera virtual. Por ello, van a permanecer muchas horas frente a la computadora, celular, tablet o televisión que posiblemente generarán algunas complicaciones en su salud, especialmente en los ojos.

Asimismo, debemos estar atentos si nuestros hijos presentan ojos rojos, dolor de cabeza, picazón ocular u otro síntoma, ya que a largo plazo y si no se trata a tiempo podrían generarse lesiones en la superficie del ojo como una conjuntivitis o queratitis bacteriana.

En ese sentido, los especialistas brindan algunas recomendaciones para proteger los ojos de los escolares que continuarán en clases escolares online:

1. Tomar descansos: Se sugiere que los niños tomen cortos descansos entre cada clase virtual, para evitar que fuercen su visión. Si los escolares ya son adolescentes, podrían optar por la técnica del 20-20-20, la cual consiste que cada 20 minutos se mire por 20 segundos a 20 pies de distancia (6 metros aproximadamente).

2. Aplicar lubricantes oculares: El especialista recomienda que los alumnos con ayuda de sus padres se apliquen una gota de lubricante ocular antes de iniciar con la jornada estudiantil. De esta manera, los ojos del menor estarán humectados y no manifestarán problemas. Cabe indicar que antes y después de la aplicación de las gotas, tanto los padres como los menores deberán lavarse las manos durante 20 segundos.

3. Tener en cuenta la posición del equipo: La parte superior de la laptop o computadora deberá estar unos centímetros más abajo que el nivel de los ojos, de esta forma y gracias a la gravedad, habrá una mejor distribución de las lágrimas. Además, el médico oftalmólogo precisa que el dispositivo deberá estar a unos 35-55 cm de distancia del niño.

4. Mantener una buena iluminación: Si es de día, se recomienda que tanto el ambiente como la pantalla del equipo tengan similar iluminación. Sin embargo, si se tiene que utilizar la computadora de noche, es importante que la luz del dispositivo sea más potente que la luz del ambiente.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *